143143
M. 1 • PÁGS. 143-171 • NOVIEMBRE 2020
REVISTA CHILENA
DE DERECHO ANIMAL
HACIA UN PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD
ECOLÓGICA E INTERESPECIES
TOWARDS AN ECOLOGICAL AND INTERSPECIES
SOLIDARITY PRINCIPLE
ISRAEL GONZÁLEZ MARINO
ABOGADO
MAGÍSTER EN DESARROLLO CURRICULAR Y PROYECTOS EDUCATIVOS,
UNIVERSIDAD ANDRÉS BELLOMÁSTER EN DERECHO ANIMAL Y SOCIEDAD,
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BARCELONAPROFESOR, UNIVERSIDAD
CENTRAL DE CHILEISRAEL.GONZALEZ@UCENTRAL.CL
Resumen: La actual crisis ambiental es consecuencia de un modelo de desarrollo
basado en la dualidad sujeto-objeto, que cosifica y explota especialmente a todo lo
no humano. Aunque en los últimos años se ha avanzado en la protección jurídica de la
naturaleza y de los animales no humanos, su abordaje desde el Derecho sigue siendo
binario. De ahí que la solidaridad, entendida como la identificación con el otro y la
consecuente responsabilidad colectiva de atender a sus necesidades, surge como
un valor indispensable para la generación de un nuevo pacto social que nos permita
asegurar la continuidad de la vida en el planeta, bajo parámetros de justicia que no
distingan arbitrariamente entre especies. Así, una solidaridad tomada en serio no sólo
comprende a quienes pertenecemos a la especie humana, también a la naturaleza
y, con especial urgencia, a los demás animales no humanos. Dicha solidaridad, en el
ámbito jurídico, debe ser consagrada como un principio que permita compatibilizar la
conservación de la biósfera y de los animales no humanos, en tanto individuos sintientes.
Palabras clave: Solidaridad Interespecies, Solidaridad Ecológica, Binarismos,
Cosificación, Animales No Humanos.
Abstract: The current environmental crisis is the consequence of a development model
based on the subject-object duality, which objectifies and exploits especially all non-
human. Although in recent years progress has been made in the legal protection of the
environment and of sentient beings, its approach from the Law continues to be binary.
Hence, solidarity, understood as identification with the other and the consequent
collective responsibility to attend to their needs, arises as an indispensable value for the
generation of a new social pact that allows us to ensure the continuity of life on the planet,
under parameters of justice that do not arbitrarily distinguish between species. Thus, a
solidarity taken seriously not only includes those of us who belong to the human species,
but also to nature and, with special urgency, to other non-human animals. That solidarity,
in the legal sphere, must be enshrined as a principle, which makes it possible to reconcile
the conservation of the biosphere and non-human animals, as sentient individuals.
Keywords: Interspecies Solidarity, Ecological Solidarity, Binarisms, Reification, Non-
Human Animals.
144144
ISRAEL GONZALEZ MARINO
HACIA UN PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD ECOLÓGICA E INTERESPECIES
TOWARDS AN ECOLOGICAL AND INTERSPECIES SOLIDARITY PRINCIPLE
I INTRODUCCIÓN
En la actualidad, todas las naciones, especialmente las más desarrolladas, se han
convertido en sociedades depredadoras de la naturaleza
1
. Muestra de aquello es,
según el Summary for Policymakers del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre
el Cambio Climático
2
, que las actividades humanas han causado aproximadamente
1°C de calentamiento global por encima de los niveles preindustriales y, dada la actual
tendencia, es probable que dicho calentamiento alcance 1.5°C entre 2030 y 2052, si
continúa aumentando a este ritmo. Lo más preocupante es que este calentamiento
persistirá durante siglos a milenios, y continuará causando más cambios a largo plazo
en el sistema climático.
Al respecto, Llanos nos presenta un preocupante recorrido por las diversas
consecuencias del cambio climático en el medio natural, como la deforestación, el
derretimiento de glaciares, el aumento del nivel del mar, la contaminación de los
océanos, la extinción de especies y la pérdida de la biodiversidad. Todas, cuestiones
que, de una u otra manera, terminan afectando la salud humana, aumentando la
mortalidad, la pobreza y las migraciones; lo que, en definitiva, merma el ejercicio
efectivo de una serie de Derechos Humanos
3
. De acuerdo a Naciones Unidas, “cada
día, en diferentes puntos de la geografía mundial, el planeta nos manda mensajes
sobre las enormes transformaciones que está sufriendo: desde cambiantes pautas
meteorológicas que amenazan la producción de alimentos; hasta el aumento del
nivel del mar que incrementa el riesgo de inundaciones catastróficas. Los efectos del
cambio climático nos afectan a todos. Si no se toman medidas drásticas desde ya,
será mucho más difícil y costoso adaptarse a sus efectos en el futuro
4
.
Pero lo cierto es que, hasta el momento, no parece que como humanidad estemos
escuchando el alarmante llamado de atención que nos hace la ciencia, y que SKubała
expresa de la siguiente manera: “el verdadero mensaje de la advertencia es simple y
dramático: pronto será demasiado tarde para nosotros. Ya es hora de despertarse y
comenzar a trabajar. Estamos experimentando el sexto evento de extinción, y a pesar
de los grandes esfuerzos de muchos científicos y educadores, este mensaje crítico
aún no ha llegado a una parte significativa de la sociedad”
5
.
1 REYNOSA, Enaidy. Crisis ambiental global. Causas, consecuencias y soluciones prácticas. Múnich,
Alemania. GRIN Verlag GmbH. 2015.
2 GRUPO INTERGUBERNAMENTAL DE EXPERTOS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO. Summary for Policy-
makers - Global warming of 1.5ºC. 2019.
3 LLANOS, Hugo. El Derecho Internacional y el Cambio Climático. Santiago, Chile. Thomson Reuters. 2018.
4 Ver: https://www.un.org/es/sections/issues-depth/climate-change/index.html
5 SKUBAŁA, Piotr. World Scientists’ Second Warning to Humanity: The Time for Change Is Now. BioScien-
ce. Oxford, Inglaterra. 2018. 4(68): 238–239. p. 238 (traducción propia).
145
Revista Chilena de Derecho Animal - ARTÍCULOS
145
REVISTA CHILENA DE DERECHO ANIMAL
M. 1 • PÁGS. 143-171 • NOVIEMBRE 2020
En este escenario, corresponde preguntarnos ¿qué es lo que hemos estado haciendo
mal desde el Derecho? Y más importante ¿qué deberíamos hacer? Para aproximarnos
a una respuesta, veremos cómo la actual crisis ambiental, que pone en riesgo nuestra
propia existencia y la vida tal y como la conocemos, es producto de una actitud
antropocéntrica y cosificadora de todo lo no humano, donde, además de la naturaleza,
son millones los animales no humanos que sufren día a día las consecuencias de ser
considerados como objetos ante el Derecho.
Luego, revisaremos que si bien en los últimos años se ha avanzado hacia el
reconocimiento de derechos en favor de la naturaleza y de algunos animales no
humanos, lo cierto es que ello ha ocurrido en casos puntuales, de modo que para
ellos, en términos generales, la situación no ha cambiado sustancialmente. Lo
anterior, pues nuestra relación jurídica con todo lo no humano se sigue basando en
un esquema dual o binario, que tiende a la cosificación.
En respuesta, y reconociendo nuestra íntima interrelación e interdependencia,
incluso unidad, con la naturaleza y sus múltiples manifestaciones, abogamos por la
superación del paradigma dual o binario del Derecho, que ha perpetuado y legitimado
relaciones de dominación de unos a otros, mediante su cosificación. Así, desde un
esquema no binario, respaldamos la necesidad de avanzar hacia la consagración de
un principio de solidaridad que permita superar las miradas duales o binarias de la
realidad, donde la protección de la naturaleza y de los demás animales sea compatible
y pueda ser entendida como una necesidad ineludible, más allá de nuestros intereses
humanos. En definitiva, respaldamos la idea de avanzar hacia una solidaridad ecológica
e interespecies que, en el ámbito jurídico, debería consagrarse como un principio.
II LAS CONSECUENCIAS DE LA COSIFICACIÓN DE LO NO HUMANO
La crisis medioambiental y, en particular, la problemática animal, constituyen hoy
asuntos que ponen en jaque la comprensión que tenemos de nuestro entorno y, en
especial, el lugar que ocupamos en el mundo
6
. En tal sentido, gómez explica que lo
que sucede hasta ahora, desde el Derecho, es una delimitación de quiénes son dignos
de ser sujetos de derecho y quiénes no. La autora precisa que los juristas, abogados o
jueces, muchas veces insisten en formas de sometimiento hacia lo no humano y que,
para lograrlo, reproducen definiciones y/o significados que se instalan como discursos
y relatos que se normalizan al interior de las comunidades jurídicas, que fomentan
argumentos que cosifican y se replican por generaciones, como las dicotomías y/o
6 GONZÁLEZ, Israel. Centrismos y animalidad. En: GONZÁLEZ MARINO, Israel (Coordinador). Aproxima-
ciones filosóficas y jurídicas al Derecho Animal. Santiago, Chile. Ediciones Judicas de Santiago. 2016.
p. 65-78.
146146
ISRAEL GONZALEZ MARINO
HACIA UN PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD ECOLÓGICA E INTERESPECIES
TOWARDS AN ECOLOGICAL AND INTERSPECIES SOLIDARITY PRINCIPLE
disyunciones como la dualidad sociedad/naturaleza, sujeto de derecho/cosa, o
humano/entorno
7
.
La ganadería industrial es una de las tantas consecuencias de estas dicotomías
que tienden a cosificar a todo lo no humano. Como indica romero, la cría, engorde,
transporte y matanza de animales en este contexto suelen caracterizarse por
condiciones de extremo sufrimiento, especialmente tras la industrialización e
intensificación de la producción que han tenido lugar durante las últimas décadas.
De ahí que, dado el alcance de la ganadería y la gravedad de los daños que produce,
la situación de los animales explotados para consumo humano es uno de los asuntos
éticos más apremiantes e ineludibles de nuestra época
8
.
Pero las consecuencias de la ganadería industrial se extienden incluso más allá de sus
millones de víctimas inocentes. Desde la perspectiva ambiental, los antecedentes
son claros: un estudio conducido por vanham y su equipo concluyó que reducir el
consumo de carne disminuiría la presión sobre la tierra y el agua y, por tanto, nuestra
vulnerabilidad al cambio climático
9
. Por su parte, herrero y su equipo estimaron que el
sector ganadero podría representar hasta el 50% del potencial de mitigación global
del sector agrícola, forestal y de uso de la tierra; y precisaron que la tendencia mundial
continua de aumentar el consumo de carne no es compatible con la reducción de
emisiones de gases de efecto invernadero
10
. A su vez, según el capítulo V del informe
Climate Change and Land del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio
Climático, la producción de alimentos de origen animal emite una mayor cantidad
de gases de efecto invernadero que los cultivos en crecimiento, especialmente en
sistemas ganaderos industriales intensivos
11
. Asimismo, un estudio reciente indica
que pasar de las dietas actuales a una dieta que excluya productos de origen animal
tiene un potencial transformador, reduciendo el uso de la tierra en alimentos en un
7 GÓMEZ, Taeli. Una epistemología del animal humano-no humano para las Ciencias Judicas: alas
para un nuevo conocimiento jurídico. Vivir o morir… esa es la cuestión. En: GONZÁLEZ MARINO, Israel
(Coordinador). Personalidad Jurídica de los animales no humanos y nuevas tendencias en Derecho
Animal. Santiago, Chile. Ediciones Judicas de Santiago. 2019. p. 127-141.
8 ROMERO, Daniela. Reformas de bienestar: posibilidades de legislar hacia el fin de la explotación animal
en la ganadería. En: CHIBLE, María José y GALLEGO, Javier (eds.). Derecho Animal: teoría y práctica.
Santiago, Chile. Thomson Reuters. 2018. 466p. p. 345-372.
9 VANHAM, Davy; HOEKSTRA, Arjen y BIDOGLIO, Giovanni. Potential water saving through changes in Eu-
ropean diets. Environment international. 2013. 61: 45-56.
10 HERRERO, Mario et al. Greenhouse gas mitigation potentials in the livestock sector. Nature Climate
Change. 2016. 5(6): 452-461.
11 GRUPO INTERGUBERNAMENTAL DE EXPERTOS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO. Climate Change and
Land. 2019.
147
Revista Chilena de Derecho Animal - ARTÍCULOS
147
REVISTA CHILENA DE DERECHO ANIMAL
M. 1 • PÁGS. 143-171 • NOVIEMBRE 2020
76%, las emisiones de gases de efecto invernadero de los alimentos en un 49%, y las
extracciones de agua dulce en un 19%
12
; además de la reducción de las emisiones
anuales de los alimentos, la tierra que ya no se necesitaría para la producción de
alimentos podría eliminar alrededor de 8.1 mil millones de toneladas métricas de CO2
de la atmósfera cada año durante 100 años, a medida que la vegetación natural se
restablezca y el carbono del suelo se vuelva a acumular
13
.
Desde la Salud Pública, los datos son también alarmantes. SPringmann y su equipo
imaginaron varios escenarios dietéticos potenciales en 2050, comparando los costos
relacionados con el cuidado de la salud y el clima, si el mundo mantiene su dieta
actual con mucha carne, en lugar de cambiar a una dieta que cumpla con las pautas
dietéticas globales estándar. Las conclusiones del estudio indican que, diferenciado
por factor de riesgo, más de la mitad de las muertes evitadas (51-57%) se debieron
a una disminución en el consumo de carne roja. Así, los cambios en el consumo
de carne roja, frutas y verduras y en la ingesta total de energía podrían dar como
resultado reducciones en la mortalidad total del 6 al 10%, en comparación con una
dieta de referencia en 2050
14
.
Sin embargo, según ya adelantamos, la industria ganadera es sólo una de las
manifestaciones concretas de la cosificación de los animales no humanos. En este
sentido, FernánDez de manera desgarradoramente real, grafica la transversalidad de la
violencia ejercida a diario hacia todos los animales no humanos, más allá del ámbito
de la ganadería:
“Desde el insecto pisado porque asusta o molesta, pasando por los animales
encerrados en zoológicos o acuarios; aquellos utilizados como objeto de
experimentación médica, cosmética o militar, que sufren en sus cuerpos la
vivisección, son forzados a ingerir o absorber en su piel sustancias tóxicas,
expuestos a descargas eléctricas, hambre, aislamiento, etc.; quienes viven tan
solo unos pocos años, encerrados, para engordar y acabar asfixiados o congelados
vivos (en el caso de los peces) o desangrándose hasta morir en la línea de un
matadero (en el caso de los animales terrestres considerados de granja), para
que su cuerpo pueda ser consumido; hasta a quienes se les arranca su propia piel
para que los humanos puedan abrigarse, teniendo a nuestro alcance numerosos
12 Para un año de referencia 2010. Tales rangos incluyen la producción de nuevas proteínas vegetales.
13 POORE, Joseph y NEMECEK, Thomas. Reducing food’s environmental impacts through producers and
consumers. Science. Washington, EE.UU. 2018. 6392(360): 987-992.
14 SPRINGMANN, Marco et al. Analysis and valuation of the health and climate change cobenefits of die-
tary change. Proceedings of the National Academy of Sciences. Washington, EE.UU. 2016. 113(15):
4146-4151.
148148
ISRAEL GONZALEZ MARINO
HACIA UN PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD ECOLÓGICA E INTERESPECIES
TOWARDS AN ECOLOGICAL AND INTERSPECIES SOLIDARITY PRINCIPLE
abrigos compuestos por fibras vegetales. La lista es infinita; los rostros y cuerpos
de los no humanos oprimidos, inimaginable; el nivel de explotación que estos
cuerpos sostienen desde su nacimiento hasta su muerte, extremo. Todos los
animales no humanos, incluso aquellos que no están directamente explotados
bajo control humano, están constantemente expuestos a la violencia directa
o indirecta de origen humano. Algunos ejemplos de las violencias a las que
están expuestos los animales que viven en la naturaleza son la caza o pesca
‘deportivas’ o el desplazamiento forzado de comunidades no humanas de los
territorios donde vivían como consecuencia de la ocupación humana de esos
espacios o como consecuencia del cambio climático
15
.
En definitiva, las dimensiones de esta problemática son enormes y transversales. La
cosificación de todo lo no humano, y su consecuente explotación, nos ha llevado a
contraer una gran deuda con todo el planeta, cuyas proporciones podrían incluso
llegar a costarnos la vida como actualmente la conocemos, así como la vida de
individuos, especies y ecosistemas completos. Al respecto horta, con una mirada
crítica pero esperanzadora, explica que cuando hay injusticias generalizadas, se
vuelven difíciles de reconocer. Así, no es raro que quienes se benefician de ellas las
consideren totalmente justificadas. Sin embargo, hay que recordar que las sociedades
evolucionan, y las injusticias pueden ir siendo progresivamente cuestionadas
16
.
III EL RECONOCIMIENTO DE DERECHOS A LOS NO HUMANOS
Como respuesta a la crítica cada vez más fuerte hacia la cosificación de lo no
humano, en los últimos años se ha avanzado hacia el reconocimiento de derechos a
la naturaleza y algunos animales no humanos. A continuación se revisan, en términos
generales, ambos fenómenos.
1. EL CASO DE LOS ANIMALES NO HUMANOS
Tradicionalmente se ha sostenido que solamente respecto de los seres humanos
puede existir Derecho y derechos, ya que aquel y éstos suponen racionalidad y
libertad, además de alteridad, lo que sólo se daría en los humanos
17
. Sin embargo,
hace algunos años se ha generado un fuerte cuestionamiento a este paradigma por
15 FERNÁNDEZ, Laura. Feminismos y liberación animal: alianzas para la justicia social e interespecie. Ta-
bula Rasa. Bogotá, Colombia. 2019. 32: 17-37. p. 21-22.
16 HORTA, Oscar. Un paso adelante en defensa de los animales. Madrid, España. Plaza y Valdés. 2017. p. 200.
17 SOTO KLOSS, Eduardo. El derecho fundamental a vivir en un ambiente libre de contaminación: su con-
tenido esencial. Gaceta Jurídica. Valparaiso, Chile. 1993. 151:22-27.
149
Revista Chilena de Derecho Animal - ARTÍCULOS
149
REVISTA CHILENA DE DERECHO ANIMAL
M. 1 • PÁGS. 143-171 • NOVIEMBRE 2020
parte de varios filósofos (v. gr. Singer
18
, regan
19
, FranCione
20
, nuSSbaum
21
), quienes con
sus diferencias y matices, han ido desvirtuando los fundamentos que lo sustentaban,
resaltando las capacidades sensitivas y de conciencia de los animales, así como la
relevancia moral de sus intereses; y criticando que sean la razón, la libre voluntad o la
responsabilidad, aquello que fundamenta la tutela de intereses o el reconocimiento
de derechos.
Es así como la constatación de la capacidad de algunos animales no humanos para
tener experiencias subjetivas como placer o dolor, esto es, la sintiencia, ha sido uno
de los factores que han permitido ir dando mayor relevancia ética y protección jurídica
a los animales no humanos. Gracias a ello, según gonzález, se ha ido abandonando la
postura antropocéntrica y se ha avanzado hacia una sensocéntrica en el pensamiento
ético
22
. En este sentido, Prieto considera que otorgar derechos a criaturas que cumplen
con criterios de sintiencia no parece banal, sino, al contrario, se trata de reconocer lo
trascendental en criaturas que quizás no somos capaces de comprender del todo, pero
que, de alguna forma, pertenecen a nuestra comunidad moral
23
.
mulà explica que en la actualidad, el rechazo, la desafección o el desinterés de parte
de la población respecto a espectáculos y actividades incompatibles con el bienestar
animal son crecientes, y plantea que es moral y legalmente injustificable causar daño
y sufrimiento a un animal y, en ese contexto, afirma que ningún Derecho Humano es
absoluto y, por tanto, puede ser restringido para lograr un fin legítimo
24
. Por su parte,
Farga adhiere a la idea de que, dado que los animales no humanos poseen los mismos
intereses básicos que los seres humanos, no habría motivo racional para excluirlos de
una protección mediante la concesión de derechos fundamentales
25
.
18 SINGER, Peter. Animal Liberation. Londres, Inglaterra. Jonathan Cape. 1976.
19 REGAN, Tom. Ethical Vegetarianism and Commercial Animal Farming. Today’s Moral Problems, 3rd Edi-
tion. Nueva York, EE.UU. Macmillan Publishing Company. 1985.
20 FRANCIONE, Gary. Animals, Property and the Law. Philadelphia, EE.UU. Temple University Press. 1995.
21 NUSSBAUM, Martha. Frontiers of Justice: Disability, Nationality, Species Membership. Massachusetts,
EE.UU. Harvard University Press. 2006.
22 GONZÁLEZ, Maa de las Victorias. Derecho Ambiental y Derecho Animal. En: GONZÁLEZ, María de las
Victorias. Manual de Derecho Animal. Buenos Aires, Argentina. Jusbaires. 2019. p. 19-25.
23 PRIETO, Marcela. Dignidad animal y dignidad humana. En: CHIBLE, María José y GALLEGO, Javier (eds.).
Derecho Animal: teoría y práctica. Santiago, Chile. Thomson Reuters. 2018. p. 13-49.
24 MULÀ, Anna. Animales utilizados en espectáculos y exhibiciones. En: CHIBLE, Maa José y GALLEGO, Ja-
vier (eds.). Derecho Animal: teoría y práctica. Santiago, Chile. Thomson Reuters. 2018. 466p. p. 311-343.
25 FARGA, Javiera. Reflexiones desde la Teoa de las Preferencias Fundamentales ¿Derechos Humanos para
los animales. En: GONZÁLEZ, Israel (Coordinador). Personalidad jurídica de los animales no humanos y
nuevas tendencias en Derecho Animal. Santiago, Chile. Ediciones Judicas de Santiago. 2019. p. 41-55.
150150
ISRAEL GONZALEZ MARINO
HACIA UN PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD ECOLÓGICA E INTERESPECIES
TOWARDS AN ECOLOGICAL AND INTERSPECIES SOLIDARITY PRINCIPLE
En este sentido, Páez postula que, dado que los animales no humanos poseen un
interés en vivir, moral y políticamente relevante, tenemos la obligación de reformar
nuestros sistemas jurídicos para que dicho interés sea garantizado de forma eficaz
26
.
Es así como, a nivel legal, somos testigos de un generalizado robustecimiento de
las sanciones penales ante el maltrato y crueldad hacia los animales no humanos,
además de un creciente reconocimiento jurídico como seres sintientes en varios
países
27
. En esta línea, el reconocimiento legal de la sintiencia animal constituye
un quiebre en la concepción tradicional del mundo basado en la dualidad sujeto-
objeto
28
. Sin embargo, lo cierto es que, como indican ContreraS & monteS, en relación
al caso de Chile, la categorización jurídica de los animales se ha mantenido estática
y, en tal sentido, no se han incorporado los avances científicos relativos a la
cognición, sintiencia y etología de los animales; y únicamente la normativa especial
ha reconocido a los animales como seres sintientes, pero sólo con el objetivo de
evitar ciertas prácticas especialmente crueles, sin crear acciones efectivas con las
que se tutelen sus derechos. En consecuencia, detrás de este reconocimiento de los
animales como seres capaces de sufrir y sentir placer, no hay un cambio real en su
categoría de cosa, pues sobre ellos se siguen constituyendo derechos reales
29
.
A nivel jurisprudencial, algunos fallos internacionales han materializado perspectivas
jurídicas novedosas donde se visibiliza como sujeto al animal no humano (v. gr.
26 PAEZ, Eze. La protección jurídica de la vida de los no humanos. Fundamentación teórica y mecanismos
de tutela. En: CHIBLE, María José y GALLEGO, Javier (eds.). Derecho Animal: teoría y práctica. Santia-
go, Chile. Thomson Reuters. 2018. p. 113-143.
27 GONZÁLEZ, Israel. El fenómeno de las familias multiespecie y los desafíos que supone para el Derecho.
En: GONZÁLEZ, Israel (Coordinador). Personalidad jurídica de los animales no humanos y nuevas ten-
dencias en Derecho Animal. Santiago, Chile. Ediciones Jurídicas de Santiago. 2019. p. 163-176.
28 GONZÁLEZ, Javiera. Evolución del estatuto jurídico de los animales no-humanos en el derecho positi-
vo. En: GONZÁLEZ, Israel (Coordinador). Personalidad judica de los animales no humanos y nuevas
tendencias en Derecho Animal. Santiago, Chile. Ediciones Judicas de Santiago. 2019. p. 57-80.
29 CONTRERAS, Carlos y MONTES, Macarena. Los animales como cosas, seres sintientes y personas. En:
GONZÁLEZ, Israel (Coordinador). Personalidad jurídica de los animales no humanos y nuevas tenden-
cias en Derecho Animal. Santiago, Chile. Ediciones Judicas de Santiago. 2019. p. 21-40.
151
Revista Chilena de Derecho Animal - ARTÍCULOS
151
REVISTA CHILENA DE DERECHO ANIMAL
M. 1 • PÁGS. 143-171 • NOVIEMBRE 2020
Sandra
30
, Cecilia
31
, Poli
32
). El reconocimiento de este nuevo otro, aunque no sea
pleno, conmueve la clasificación de los animales como cosas. Sin embargo, este
reconocimiento jurisprudencial de derechos a los animales, aunque escaso y
muy diverso, evidencia que los animales no humanos parecen estar ingresando
paulatinamente a la comunidad moral, aunque se mantienen estratificaciones y
predomina un discurso más bien laxo sobre la protección de sus intereses
33
.
2. EL CASO DE LA NATURALEZA
Pinto y su equipo indican que es bastante difícil alterar visiones de mundo y antiguos
paradigmas, pero no imposible. Así, la idea de considerar a la naturaleza como titular
de derechos obliga a cambios significativos en nuestra relación con ella, pues implica
dejar de considerarla como un bien y objeto de relaciones jurídicas
34
. Pero aunque
algunos países le han concedido la calidad de sujeto a la naturaleza, wolKmer, wolKmer
y Ferrazzo señalan que, a pesar de ese reconocimiento expreso en la Constitución
ecuatoriana y la legislación boliviana, en su tutela práctica, los fundamentos
predominantes en muchas decisiones mantienen la orientación antropocéntrica de
defensa del medio ambiente, como objeto necesario para la vida humana
35
.
30 Cámara Federal de Casación Penal. Orangutana Sandra s/ recurso de casación s/ habeas corpus.
(18.12.2014). Causa Nº CCC 68831 2014 CFC1 [en línea] Disponible en http://www.saij.gob.ar/descar-
ga-archivo?guid=uvwnoved-ades-oran-guta-nasandra3pdf&name=orangutanasandra3.pdf
31 Tercer Juzgado de Garanas de Mendoza. Asociación de funcionarios y abogados por los derechos
de los animales y otros contra GCBA sobre amparo. (03.11.2016). Expediente P-72254/15. [en línea]
Disponible en: http://www.saij.gob.ar/descarga-archivo?guid=ovedades-afad-achi-mpan-cececi-
liapdf&name=afada-chimpance-cecilia.pdf
32 Primer Juzgado Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial. F. C/ S.R.M.R. P/ maltrato y cruel-
dad animal. (20.04.15) No 36.598 [en línea] Disponible en: http://www.pensamientopenal.com.ar/
system/files/2015/05/fallos41037.pdf
33 PADILLA, Andrea. Animales no humanos: nuevos sujetos de derecho. En: ESTUPIÑÁN ACHURY, Liliana;
STORINI, Claudia; MARNEZ, Rubén; DE CARVALHO, Fernando Antonio (Editores). La naturaleza como
sujeto de derechos en el constitucionalismo democrático. Bogotá, Colombia. Universidad Libre. 2019.
p. 389-421.
34 PINTO, Irene; CARNEIRO DE FREITAS, Patricia; AUGUSTO, Sergio y MALUF, Fabiano. La naturaleza como
sujeto de derechos: análisis bioético de las Constituciones de Ecuador y Bolivia. Revista Latinoameri-
cana de Bioética. Nueva Granda, Colombia. 2018. 34-1(18): 155-171.
35 WOLKMER, Antonio Carlos, WOLKMER, María de Fátima. y FERRAZZO, Debora. Derechos de la Natura-
leza: para un paradigma político y constitucional desde la América Latina. En: ESTUPIÑÁN, Liliana; STO-
RINI, Claudia; MARTÍNEZ, Rubén; DE CARVALHO DANTAS, Fernando Antonio (Editores). La naturaleza
como sujeto de derechos en el constitucionalismo democrático. Bogotá, Colombia. Universidad Libre.
2019. p. 71-108.